Adultos mayores: la importancia de seguir aprendiendo

¡No te rindas, tu cerebro y tu cuerpo serán beneficiados!

Existen diversas investigaciones que demuestran que seguir estudiando no solamente mejora el rendimiento cognitivo. También previene enfermedades mentales como la demencia y la depresión, ayuda a mantener o recuperar los roles sociales y a tener un envejecimiento saludable.

De acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), y el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM), es muy importante seguir aprendiendo pues tu cerebro y tu cuerpo te lo agradecerán.

A continuación lee más razones para seguir aprendiendo, según los expertos.

Ejercitas tu cerebro: el cerebro tiene la capacidad de continuar funcionando a lo largo de toda la vida, el requisito es no dejar de aprender. Incluso, los adultos mayores poseen la misma capacidad de aprendizaje que otras etapas de su vida, y aunque suele costar más trabajo, es posible.

También puedes ver: Todos los logros se construyen con esfuerzo

Plasticidad cerebral: se trata de la capacidad del sistema nervioso para cambiar su estructura y funcionamiento a los largo de su vida, reaccionando al entorno.

Está íntimamente relacionada con los procesos de aprendizaje de las personas mayores. Hacer algo de forma constante conduce a la mejora y refinamiento del rendimiento en el área cognitiva y motora.

Tareas diarias: para alcanzar un mayor aprendizaje se debe de realizar de manera diaria un entrenamiento de nuevas tareas, siempre con paciencia y constancia. Recuerda: no esperes resultados inmediatos, sino cambios progresivos conforme sigues estudiando.

Así, a largo plazo se logrará realizar tareas más profundas.

Estudios han evaluado el aprendizaje de adultos mayores que participaron en alguna actividad académica o un taller. Como resultado de los nuevos desafíos, las personas mayores se dan cuenta de que su capacidad de aprendizaje era mayor de lo que pensaban.

Entradas relacionadas