Si Dios está en todas partes, ¿por qué necesito ir a la iglesia para hablar con Él?

Hay personas que no asisten a la iglesia alegando razones como: «la iglesia está llena de hipócritas», «me falta tiempo», «Dios está en todas partes», «puedo leer la Biblia en casa» o «el la iglesia fue inventada por los hombres”.

La imagen general:

Es importante señalar que la Iglesia es una institución establecida por Dios mismo. Es una manera de que los que creen en Él se reúnan para fortalecerse unos a otros y vivir en unidad, como en un ejército espiritual.

  • Como escribió el profeta Isaías: “Y habrá un tabernáculo para sombra contra el calor del día; y para refugio y escondite de la tormenta y la lluvia.” Isaías 4:6
  • “Estaba hablando del día que vendría el Señor, vendría el Mesías. Isaías habla del Salvador. E Isaías también habló que este Mesías establecería un Tabernáculo. ¿Qué es un Tabernáculo? En tiempos bíblicos, era como una tienda de campaña. Primero, fue creado por Moisés, inspirado por Dios. Es un lugar físico para que la gente se reúna y busque a Dios. La presencia de Dios estaba físicamente entre ellos. Allí, en el Tabernáculo, estaba el Arca de la Alianza y otros objetos sagrados. Y los sacerdotes servían allí”, explicó Monseñor Renato.
  • Agregó que, según el versículo anterior, el papel de la Iglesia es precisamente ayudar a la persona a encontrar este refugio del “calor” y la “tormenta” de las luchas cotidianas.

Qué tener en cuenta:

“Aquellos que tienen su vida edificada sobre la Palabra de Dios resisten todo, porque se refugian en la Palabra aprendida en la Casa de Dios, en el Sagrario. Entonces, contrario a lo que muchos enseñan, Dios tiene un propósito para la Iglesia. Por supuesto, donde hay gente (ya sea en la Iglesia o en otros lugares), vas a tener problemas”, señaló el obispo.

Además, el trato con las personas también es una forma que Dios usa para enseñarnos sobre Su Palabra y sobre nosotros mismos. En otras palabras, tener la experiencia de la Iglesia es algo único, en términos de vivencia y aprendizaje. Si una persona quiere tener un encuentro con el Altísimo, no hay forma de reemplazarlo con otra cosa.

Conclusión:

Desafortunadamente, hay un gran movimiento en el medio cristiano llamado “sin iglesia”. Es decir, son personas que dicen creer en Dios, pero que prefieren no asistir a la iglesia. Sin embargo, sólo es posible encontrar a Dios haciendo lo que Él quiere. Y Su deseo es que nos reunamos en congregación.

Entradas relacionadas